Avanzo Club de Oratoría | Antes de hablar en público, haz esto
15294
post-template-default,single,single-post,postid-15294,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Antes de hablar en público, haz esto

Miedo, nervios, sudores….. ¿Tienes alguno de estos síntomas antes de hablar en público? Hoy, te doy unos primeros recursos para que tengas mayor tranquilidad antes de hablar en público.

Lo primero que quiero comentarte es que NO ESTÁS SOLO, NO ESTÁS SOLA. Se calcula que un 75% de las personas tienen glosofobia o miedo a hablar en público. Todavía es más interesante este dato si consideramos que es reciente (2016) y que se deriva de un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental de EEUU (National Institute of Mental Health). Si en el país norteamericano, donde desde pequeños se les anima a salir a hablar en público, dan estas conclusiones, imaginemos en nuestros países donde la cultura de la oratoria es más bien reciente.

Ya tenemos la realidad. ¿Nos quedamos parados o hacemos algo? Mi consejo: hacer algo. Y, ¿por qué? Porque sé que con las técnicas adecuadas, esta barrera se puede saltar con éxito.

Vamos pues con lo que recomiendo siempre hacer antes de hablar en público:

Prepárate requeteBIEN

Si te preparas, tus nervios disminuyen mucho. Saberse bien lo que vas a presentar y tenerlo integrado es la regla nº 1 en esto de comunicar a personas y ser exitoso.

Practica con un espejo. Todos tememos uno en casa. Practica una y otra vez delante del espejo, para que te sientas a gusto contigo mismo.

Practica con amigos, socios, colaboradores. Y aquí hay algo aún más importante. Hazlo con amigos que sepan valorarte bien, que te digan tanto lo bueno como aquello en lo que puedes mejorar (Recuerda: no haces nada mal, simplemente necesitas más práctica).

Grábate con el móvil. Sí, es una herramienta perfecta, no solo para hacer llamadas o jugar al tetris. También es ideal para ver todos tus gestos, escucharte, darte cuenta como presentas y poder fijarte en aquellas áreas que necesitan más avances.

Prepárate toda la presentación, familiarízate con cada parte, hazte un guión o esquema para que te sirva de apoyo y, sobre todo, integra lo que vas a decir, enamórate de tu contenido.

Por cierto, está demostrado que los primeros segundos o minutos es donde las personas lo pasan peor. Así, que en esa preparación, lo recomendable es que memorices los primeros minutos.

Relájate 

Saber relajarse es clave en la vida y en tu profesión. Te ayuda a afrontar mejor cualquier situación que te estrese (una entrevista de trabajo, una reunión importante o cualquier situación personal). Ahora mismo, puedes ir a YouTube y ver como es una relajación mental dirigida por Luis Pérez Santiago  Y si quieres profundizar, Luis y sus colegas del Método Silva, del que soy graduado (método muy eficaz para relajarte y para más objetivos), tienen cursos por toda España y Latinoamérica (http://www.metodosilva.com/ y https://www.silvamethod.com/ ) . Cualquier escuela de desarrollo personal tiene también talleres prácticos de relajación.

Bebe agua

Beber agua antes de dirigirte a tu público, te calma. Se ha demostrado en diversos estudios que beber agua es un calmante perfecto para el cerebro y para nuestro cuerpo. Ya sabes que precisamente nuestro cuerpo tiene un alto porcentaje de agua.

Así que antes de tu presentación, a por un sorbo de agua (eso sí, no tan generoso que tengas que ir al aseo enseguida).

Visualízate en tu escenario

Imagina que entras, imagina que estás saludando a tu audiencia. Imagina que estás ya hablando, imagina como conectas. ¡Dejemos de imaginar! Visualiza. Cierra los ojos y visualiza esos momentos de éxito, ahí estás tú, seguro de ti mismo, conectando con todas esas personas, con tranquilidad y comunicando con eficacia. IMPRESCINDIBLE: hazlo con todos los sentidos: tienes que verte ahí, sentirlo, emocionarte, casi incluso hueles la sala, puedes sentir en tu piel que estás ahí. Y, claro, haciéndolo estupendamente bien. Hazlo con días de antelación y lo ideal es que lo hagas varias veces al día unos pocos minutos.

En un próximo artículo (leelo aquí), te daré más recursos. Ahora, lo importante siempre: lee de nuevo este post si deseas pero sobre todo, PRACTICA, aplica y comprueba. No creas nada de lo que digo, lo ideal es que lo pongas en práctica y compruebes los resultados.

Alberto Aguelo Aparicio
alberto@comunicaya.com
No Comments

Post A Comment