Avanzo Club de Oratoría | 7 Claves para Hablar en Público con Autenticidad
15376
post-template-default,single,single-post,postid-15376,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

7 Claves para Hablar en Público con Autenticidad

¡¡Atención Pregunta!! ¿Es bueno ser auténtico cuando hablas en público? Alto y claro digo: SÍ, SÍ, SÍ. Es bueno, recomendable y útil. Te cuento en este post el por qué de este SÍ tan claro y claves para conseguir ser tú mismo, tú misma cuando hablas en público.

Primero, lo primero. ¿Qué es autenticidad? Puede haber muchas formas de definir este término y en general siempre se describe como esa característica de la persona que tiene un equilibrio y coherencia entre lo que piensa, dice y hace. Y, me gusta fijarme también en algunos sinónimos de lo que significa ser auténtico.

SER AUTÉNTICO = SER VERDADERO, ORIGINAL, ACREDITADO, GENUINO

Amigo Lector y Comunicador, Amiga Comunicadora, sí, estamos en la Era de la Autenticidad. Mira a quien admiras, mira a quien sigues, mira tu entorno. Estamos bastante cansados del copia-pega, de los curriculums iguales, de los ponentes y oradores iguales.

Quiero ahora preguntarte, ¿por qué te apuntas hoy a un taller, conferencia, curso? Seguro que al principio, si no conoces de nada al ponente, lo haces por el contenido o el valor que te aporta ese evento. Más tarde, cuando repites o recomiendas, lo haces basándote en el / la ponente que da esas formaciones.

Vamos entonces con las claves para hablar en público con AUTENTICIDAD.

1. Cuídate y crece

Ser tu mejor amigo es la clave. Como comunicador, primero tienes que cuidarte tú para después dar lo mejor a tu público. Como orador, el desarrollo personal es una “obligación” para que puedas mantener aquellas fortalezas que ya tienes y pasar a fortalezas esas debilidades personales. Personalmente, soy un fan del desarrollo personal, sé que estoy en un camino amplio y que puedo seguir creciendo en muchas áreas. De hecho, no me da el tiempo para apuntarme a tantos cursos de amigos y grandes profesionales a los que me gustaría asistir.

2. Conócete

Estás creciendo, estás en constante evolución. Lo importante es que te conozcas bien en cada etapa. ¿Qué habilidades naturales tienes? ¿Qué te hace único? Potencia eso que te hace diferente y ganarás el aplauso de tus seguidores. Tú sabes qué te hace diferente. Y si tienes dudas, pregunta a tus amigos qué es eso que te hace especial.

3. Deja de controlar

Nada es perfecto. Todo se mueve. Las cosas cambian. No puedes controlar absolutamente todo, es imposible. El perfeccionismo es el enemigo de la autenticidad. Planifica tus presentaciones, por supuesto, practica todo lo que puedas y luego fluye con tu audiencia y el momento.

4. Utiliza el Lenguaje No Verbal

Tan importante en la comunicación, eso que no son palabras y que las acompaña y las hace arte.   Aprende y practica un lenguaje no verbal natural y único. Contacto visual con las personas, sonrisa, conexión de principio a fin para transmitirles lo mejor de ti. Y graba tus presentaciones cuando estés practicando, hazlas ante un espejo para que ese lenguaje sea lo más espontáneo y natural que puedas.

5. Enamórate de tu temática

Lo que vas a presentar tiene que enamorar a tu audiencia. Y, el primero que tiene que enamorarse de esa temática eres tú. ¿Irías desaliñado y mal preparado a una cita con esa persona que te gusta y a la que quieres cautivar? Seguro que tu respuesta es NO. Pues, lo mismo en tu oratoria. Enamórate para enamorar.

6. Be yourself / Sé tú mismo

Me encanta esta cita muy célebre, la de Oscar Wilde: “Sé tú mismo, los demás puestos ya están ocupados”. Y es así, por mucho que intentes copiar a otro, nunca podrás ser igual. Si quieres, aprende y modela a tus maestros. Luego, adapta todo lo aprendido a tu estilo, a tu propia personalidad.

7. Dale un descanso a tu mente

Antes, hemos hablado del control. Finalizamos estas claves con esta recomendación. No pongas tanta mente y ponle más corazón, que la mente no te juegue malas pasadas. Que sea tu corazón y tu intuición la que guíe los momentos más brillantes cuando hables en público. Sí, hay una vocecita (recientemente, una participante que vino a uno de mis talleres dijo que más que vocecita, tenía enanitos, ¡me encantó el término!) que te dicen que no puedes, que no serás capaz, que te quedarás en blanco. ¡Apaga esa vocecita!

¡A POR TU SER AUTÉNTICO! ¡A por ello! Si quieres agregar en comentarios cómo eres auténtico en tus presentaciones, sabes que eres muy bienvenido.

Alberto Aguelo Aparicio
alberto@comunicaya.com
No Comments

Post A Comment